Tetracromático, capacidad para verse a sí mismo

El grado de análisis para tener la capacidad de verse a si mismo pasa por cuatro áreas personales.

Los científicos de la Universidad de Newcastle con su sede central en el Reino Unido han descubierto que algunas personas son tetracromáticos; es decir, que tienen cuatro conos oculares, los que les da la capacidad de ver con mucha mayor profundidad de color que el resto de las personas, hasta llegar a distinguir más de 99 millones de colores.

Para que nos hagamos una idea, se estima que una persona normal pueda llegar a percibir hasta un millón de matices diferentes en los colores. El poder para distinguir los colores proviene de las células en los ojos denominados conos. El promedio en las personas es de tres tipos de conos, cada uno de los cuales desencadena diferentes longitudes de onda de luz. Por lo tanto prácticamente todo el mundo tiene una visión tricromática (capaz de percibir los tres colores primarios)

Esto deja al descubierto un vez más que no podemos ver el mundo que nos rodea tal cual es, algunos tendrán la dicha de verlo con colores y matices que la gran mayoría nunca ha visto ni en la imaginación.

La obligación de ser tetracromáticos

Es probable que tengamos discapacidad para percibir los colores que este mundo nos ofrece, pero lo más importante es que no tengamos ninguna limitación para vernos a nosotros tal cual somos; en ese sentido deberíamos ser tetracromáticos.

¿Como te ves a ti mismo? Esta sencilla pregunta nos introduce en la descripción que alguien hace de sí mismo, algo así como un autoconcepto. La podríamos llamar la fotografía privada que uno mismo realiza y revela en el laboratorio de su intimidad.

Ya que hablamos de cuatro conos oculares para ver lo que nos rodea, también existen cuatro áreas de análisis que deben ser exploradas si queremos disponer de unos datos precisos en relación a cómo nos vemos a nosotros mismos; según un estudio del psiquiatra español Enrique Rojas, estas áreas son las siguientes:

1.- La visión de uno mismo

Esta pasa por las características que uno emplea para definirse y retratar sus preferencias, su propio esquema mental. Quien se ve a sí mismo como “abierto, comunicativo, cordial, expresivo y social” está exponiendo una supremacía en lo psicológico; quien afirma que es “alto, delgado, de cara redonda”. Se está retratando desde una orientación esencialmente física.

Visita Grecia

2.- La relación con los demás

No consiste sólo en cómo los demás nos ven y en la impresión global que tienen de uno, sino también en cómo y con quien establecemos contacto. Aquí se mezcla la independencia y la dependencia sana; ser uno mismo, y ser con los demás y para los demás. En este punto es importante destacar las distorsiones que se basan en criterios emocionales y no racionales, en relación a “etiquetas” y prejuicios que conducen a ciertas valoraciones erróneas, difusas, inexactas e imprecisas, que sólo permiten ver la panorámica de lo que ocurre desde una sola perspectiva

3.- La visión de la historia personal

Pasado presente y futuro forman la biografía personal, donde las vivencias personales son el resultado de la experiencia de la vida, con un pasado que a veces no se supera dejando a las personas atrapadas en una red de hechos negativos, neutralizando la forma de ser, saliendo una y otra vez las heridas al primer plano de la vida. Con un presente que se alarga como en la adolescencia, cuando el hoy y el ahora tienen toda la vigencia. En esta parte es importante el resumen, porque aunque no se crea la historia personal arroja como resultado más aciertos que desaciertos. Es importante un análisis detallado de la propia biografía, para que a través de las experiencias vividas queden mas en nuestros recuerdos los momentos gratos y los objetivos alcanzados .

4.- La interpretación de la realidad

Interpretar es declarar acertadamente lo que nos envuelve para poder comprender el verdadero fondo de lo que está a nuestro alrededor.

Los sentidos, la culturas y la educación juegan un papel importante en la percepción de la realidad que nos rodea, el que podamos ver lo más verdadero posible de dicha realidad, nos permitirá también tener la mejor percepción de nosotros mismos, eso nos ayudará a bloquear tendencias generales, pensamientos absolutistas, filtrar lo negativo, hacer frente a las autoacusaciones, y reacciones emocionales y poco racionales.

Necesitamos todas las perspectivas existentes, sumadas a todos los “colores” que han formado parte de nuestra experiencia en el recorrido de nuestra vida, para tener la mejor capacidad para vernos a nosotros mismo tal como somos, y poseer la mejor “fotografía personal” Es muy probable que no estemos entre los afortunados tetracromáticos, pero si una cosa es segura; que en el campo psicológico hemos sido dotados de cualidades humanas que nos permiten elaborar preguntas acerca de los por qué y de los cómo, no aceptar las cosas porque sí, sino indagando en su sentido, y abrirse al mundo personal, con su fondo jerárquico, en el que se asientan los distintos principios y valores. El desarrollar una vida basada en esos valores nos permitirá siempre tener la mejor biografía y la más alta autoestima que consiste en valorar y reconocer lo que uno es y lo que puede llegar a ser.

@AlexPonceAg

Si te gustó este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, es gratis! 

Visita Grecia

También te podría gustar...

Suscríbete al Blog

Recibirás una vez al mes los mejores artículos en tu correo.

¡Hecho!