Ingeniería de la Conducta 

Blog de Alex Ponce Aguirre

5 pasos para superar la indecisión

28 Jul 2020 | Desarrollo Personal | 0 Comentarios

La indecisión nos ha acompañado casi toda nuestra vida y puede volverse realmente molesta, en las circunstancias en que hay que enfrentarlas todos los días. Pueden ocurrir cuando se nos llama a tomar grandes decisiones, lo que decidamos tendrá un gran impacto en nuestra vida personal o profesional; pero también tiende a aparecer en pequeñas decisiones diarias, convirtiendo cada elección simple en un verdadero desafío.

Agamenón, rey de Argos y Micenas, se vio envuelto rumbo a una guerra contra Troya en defensa de la honra de su hermano Menelao. Después de grandes preparativos y una vez listo para comenzar el viaje junto a sus tropas. Los vientos reinantes en la zona no favorecían el zarpe de los barcos desde el puerto de Aúlide rumbo a Troya. 

Pasaban los días y los vientos no cambiaban. La tropa comenzaba a descontrolarse, hasta que un sacerdote tomó parte en el asunto luego que Agamenón le consultase que hacer. El sacerdote tenía un mensaje de la diosa Artemisa. “Uno de sus soldados había matado en el bosque a un ciervo  y para perdonarlo, debía sacrificar a su hija Ifigenia, de lo contrario no cambiarían los vientos y nunca podrían llegar aTroya”.

El rey Agamenón se encontraba frente a una gran y difícil decisión: Continuar con el plan de Guerra contra Troya, para defender la honra de la familia, aunque eso le significaba la muerte de su hija Ifigenia, o quedarse en Argo sin hacer nada.

El proceso de toma de decisiones es realmente complicado y puede volverse aún más complejo dependiendo de los factores que se ven involucrados. Es muy probable que nunca nos veamos en las circunstancias de Agamenón, pero si nos veremos enfrentados a decisiones trascendentes.

¿Por qué es tan difícil decidir?

El temor de que tomemos la decisión equivocada, suele ser el factor que nos dificulta en  el proceso de toma de decisiones. Aunque otras personas pueden tener dificultades para pensar sobre el fracaso o incluso las consecuencias de una posible decisión exitosa. Incluso aun la crítica es un elemento disuasorio, como también lo es el perfeccionismo

La indecisión en algunos casos no se considera necesariamente negativa, ya que a veces la vacilación nos da el tiempo necesario para pensar en la situación, reunir más información y sopesar los hechos. Si no puedes tomar una decisión rápida, podría ser una señal de que estas realmente interesado en su elección. Sin embargo, la indecisión puede tener un efecto particularmente negativo en nosotros cuando dura mucho tiempo. 

Debemos tener mucho cuidado de no dejar que la indecisión se convierta en nuestra elección final.

Pasos para  superar la indecisión

Olvida el miedo

Si tiene dificultades para tomar una decisión, probablemente tenga miedo de algo. Descubre cuál es ese temor  y anótalo. Luego evalúa  cuáles son las posibilidades de que suceda y piensa en lo que puedes hacer en caso de que ocurra. Deja de lado el miedo y sigue la opción más beneficiosa para ti.

Conciliar tus emociones

La mayoría de las personas que no pueden decidir fácilmente tienden a analizar en exceso. Hay un caso, independientemente de la información que tengas o de las estrategias que hayas pensado para decidir que no puedes elegir. Establece un límite de tiempo para la búsqueda de información, y elección. Mientras hagas esta lista imaginaria o real, no descuides tu instinto, ya que podría darte la mejor opción.

 Practica con decisiones más pequeñas

Intenta practicar tomando  decisiones pequeñas; pero decisivas todos los días. Decide qué vas a almorzar y qué ruta tomaras para tu trabajo. A medida que aparecen los eventos de todos los días, practica tu toma de decisiones más rápido. A menos que sea algo urgente aplázalo, pero decide  dentro de un límite de tiempo.

¿Realmente me afectará tanto?”

A veces tendemos a ver decisiones mucho más grandes de lo que realmente son. Por eso es importante evaluar, con base en la lógica, cuánto puede afectarte y en qué terreno de tu vida. Intenta no pensar demasiado en los riesgos o escenarios negativos; sino evalúalo muy estrictamente.

Confía en tus fortalezas

Hace una lista imaginaria de tus puntos fuertes y pregúntate si puede incorporarlos en el proceso de toma de decisiones. Tus puntos fuertes son aquellos que te ayudarán a implementar tu decisión, una vez que la haya elegido.

También sería bueno dejar de lado el perfeccionismo y considerar lo suficientemente bueno. Todavía nadie ha logrado ser perfecto en todo.

Si te gustó este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, es gratis!


ALEX PONCE AGUIRRE
Realizador visual, escritor y analista social. Autor de los libros “Encuentros de Silencios”, “Las Siete Páginas del Séptimo Día” y "La Llave Inglesa de las Emociones".
Chileno, radicado en Atenas, Grecia.


LIBROS


Disponible en iBooks Store


Disponible en Amazon


Disponible en Amazon

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + diecinueve =

Relacionados

El espíritu agonístico de los griegos

El espíritu agonístico de los griegos

La famosa exhortación; “Ser siempre el mejor y superar a los demás” de Peleo a su hijo Aquiles, en el momento en que partía para la guerra de Troya, para hacerse célebre o morir en la gloria, interpreta la postura y los ideales no sólo de los héroes homéricos, sino de...

El coraje en los tiempos modernos

El coraje en los tiempos modernos

El coraje pareciera ser la virtud de algunos pocos al relacionarlo con una valentía sin límite, glorificada al punto de dar la vida en favor de los demás, reservada sólo para valientes héroes protagonistas de hazañas increíbles. Pero en el coraje no solamente...

Desarrollo personal y relaciones significativas

Desarrollo personal y relaciones significativas

El desarrollo personal no está ajeno a la vida en sociedad, como seres humanos, nos relacionamos en un hábitat de competencia continúa con quienes persiguen nuestros mismos objetivos. Un logro alcanzado por más de alguno en relación a una meta determinada, demuestra ...