Temor, sugestión y enfermedad

Establecer límites y desarrollar una comprensión de lo que vemos en Internet, nos ayudará a evitar sobrecarga psicológica Sugestiopatía cognitiva.innecesaria.

Internet ha permitido abrir las ventanas de acceso a todo tipo de información, ampliando el abanico del conocimiento, y colocándolo en la palma de la mano. Las opciones son casi infinitas; llegando incluso a cambiar la percepción del mundo que nos rodea.

Es común pensar que el mundo en estos últimos años ha cambiado en forma vertiginosa, sin embargo, dichos cambios en la actualidad se perciben más a través de la influencia de la información recibida mediante la conexión a Internet que a través de una experiencia mucho más tangible. Los computadores y los teléfonos inteligentes, no sólo nos han traído un sin fin de posibilidades que nos permiten estar en contacto con nuestros familiares y amigos, sino que también cumplen con una tremenda carga informativa al alcance de cualquiera, y en el lugar en que se encuentre.

Mientras más informado más seguro

Nace el concepto: “mientras más informado más seguro”, aunque parece ser una verdad a voces, no deja de ser vulnerable cuando carece de responsabilidad, al no estar avalada por una cultura informativa en orden y acorde a la educación de quien sabe dosificar muy bien tal información, y a futuro evitar males mayores.

Es sabido que en el último tiempo siguen en constante aumento las enfermedades mentales. Las patologías psicosomáticas hacen su aparición hoy también entre los jóvenes que da la casualidad, son éstos los que pasan más tiempo conectados a Internet.

Ya no es sólo el sentirse marginado de un grupo en una red social determinada, o ver como crece la envidia cuando otros parecen estar mejor. Es también el efecto del tipo de información que a nuestro cerebro llega en condiciones de cascada informativa. De este caudal de noticias e información, toman singular posición los temas relacionados con la salud. Cualquier epidemia que aparece en cualquier rincón del planeta, en minutos se transforma en una amenaza global. No porque nos contagie el virus o la bacteria sino el temor.

La sugestión

Visita Grecia

Hoy frente a cada malestar de salud, por más cotidiano que sea, se recurre a la información online para “diagnosticar” los síntomas, y ver de que “enfermedad” se trata y buscar sus posibles remedios. – Al leer lo que acabo de escribir se nota una irresponsabilidad enorme, sin embargo, refleja lo que está pasando con los cibernautas cuando se trata un tema de salud.- Mientras más se lee más claro parecen ser los síntomas, el dolor parece aumentar, y nos “anotamos” sin más ni menos en la lista de personas que padecen una enfermedad terminal. Mientras más se investigue mayor será la sugestión.

Por último se termina en la consulta del médico, quien prescribe una serie de exámenes que a la postre en la mayoría de los casos no arroja nada más que algo psicosomático.

Lo anteriormente expuesto lo resumo en una palabra que creo es de mi autoría; por lo menos en Internet no existe: Sugestiopatía cognitiva (la he agregado al diccionario del editor de texto) “Sugestión es la denominación dada al proceso psicológico mediante el cual personas, medios de comunicación, libros, y toda clase de entes que manipulen conceptos y sean capaces de emitir información que pueden guiar, o dirigir los pensamientos, sentimientos o comportamientos de otras personas.” Patía, significa sentimiento, afección o dolencia”. “Cognitiva, es parte de un sistema psicológico que tiene que ver con los procesos mentales aplicados al conocimiento recibido a través de los sentidos”.

La importancia de la visita al médico

El peligro radica cuando este tipo de prácticas se trasforman en un hábito, que por más que se quiera pretende ahorrar una visita al médico aunque ésta no sea necesaria. Esto pone en peligro la salud de la persona que realmente padece una enfermedad. Cuando se “cree” tener una dolencia, ésta puede ser de orden psicológico o físico, una pronta visita al médico despejará toda duda y clasificará el malestar donde corresponda para un pronto tratamiento.

El virus del temor

Cuando la gente tiene un miedo, la respuesta psicológica a menudo valida tal miedo con la evidencia en lugar de encontrar una manera de desacreditar al miedo. Tener demasiada información disponible realmente puede impulsar un proceso de pensamiento nocivo, y sin darnos cuenta somos portadores de una sugestiopatía cognitiva.

Una leyenda medieval cuenta de un viajero que, una noche, se encontró con Temor y Plaga en camino a Londres, donde ellos esperaban matar a diez mil personas. El viajero le preguntó a Plaga si él haría toda esa matanza. “Oh, no –respondió Plaga–. Yo mataré únicamente a unos pocos centenares. Mi amigo Temor matará al resto”.

@AlexPonceAg

* Si te agrado este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, es gratis!

Visita Grecia

También te podría gustar...

Suscríbete al Blog

Recibirás una vez al mes los mejores artículos en tu correo.

¡Hecho!