Reflexión, en modo de

No es la cantidad de oscuridad  en el mundo lo que importa, no es la cantidad de oscuridad en el país lo que importa, no es la cantidad de oscuridad en la familia lo que importa.  Es la forma  en quereflexion nos encontramos en dicha oscuridad lo que realmente interesa, eso marca una gran diferencia, y es lo que realmente nos sirve.

En muchas ocasiones no vamos a poder hacer nada para cambiar lo que está a nuestro alrededor, incluidas algunas personas, pero  contamos con la capacidad humana  de saber adaptarse a los acontecimientos, y circunstancias que se hacen parte de la realidad. Los seres humanos tenemos la oportunidad de cambiar de perspectiva para ver las cosas  que nos afectan de distintos puntos de vista. No existe ningún secreto y menos una varita mágica para hacerlo.  Solamente saber ubicar la perspectiva más correcta en el lugar y momento adecuado, eso no requiere ningún trabajo forzado para llevarlo a acabo, simplemente tener la voluntad de vivir con una salud mental favorable, para ver las cosas del lugar correcto, es decir de una perspectiva saludable.

Sombra a nuestra existencia 

Las situaciones difíciles, oscura, que a veces nos ofrece la vida, pareciera que existieran para cubrir toda parte de nuestra existencia, incluso situaciones a veces ajenas, de lugares distantes que también tienden a hacernos ver las cosas de un color muy distinto de la verdadera realidad, y que pueden hacer sombra a nuestra experiencia.

Es necesario saber que la vida  se vive mejor con paciencia, perseverancia, y valentía, tres forma de enfrentar los acontecimientos  según corresponda y de acuerdo a la perspectiva que tengamos, hay momentos en la vida en que se requiere paciencia, hay otras que necesitan de perseverancia, y otras tantas de valentía.

En modo de.

Visita Grecia

Los teléfonos inteligentes pusieron de moda el término en “modo de” lo importante es que el teléfono en cualquiera de esos modo su trabajo lo hace casi perfecto, no va a sonar si está en modo de silencio, no nos va a entrar una llamada cuando esté en el modo avión. Esta fabricado para que funcione así.

Los seres humanos tienen muchas más formas, “modo”, de ver las cosas, y es más, aún existe la posibilidad de ponerse en un modo tal que le permita conducirse de tal manera que pueda enfrentar  saludablemente los momentos difíciles y complicados que  suelen aparecer durante el día.

Cuando las cosas no parecen bien, aparece el modo pesimista, en modo optimista cuando las cosas van sobre ruedas; como en el supermercado, en modo triste, en modo alegre, etc. Sabemos que no es así, no somos parte de un ensamblaje tecnológico, fuimos creados con emociones y sentimientos, y son los hechos, las perspectivas, las actitudes, las palabras, las que tienen el poder de hacernos ver  la realidad; esa realidad que se percibe según el estado de ánimo reinante que tengamos en el momento.

Una historia oriental cuenta que cierto día un joven discípulo le preguntó a su maestro:

“¿Cuánto tiempo me tomará alcanzar la iluminación?

El maestro respondió: Diez años.

El discípulo luego le preguntó: Y si yo trabajo duro?

Ah, entonces, el Maestro respondió,  tardarás viente años”.

Modo de reflexión

Para hacer bien las cosas no se necesita siempre trabajar duro, hay maneras de avanzar en la vida usando también nuestros pensamientos, y por que no decirlo, también nuestras emociones, aquellas que nos permiten ponernos en “modo de reflexión”, para descubrir nuestra realidad, nuestro estado, frente a una situación determinada. No importa la oscuridad que nos rodee, porque tal reflexión  iluminará de tal manera los hechos, que tendremos las herramientas psicológicas a nuestro alcance para saber ubicarnos en el mejor lugar y tomar la mejor decisión.

@AlexPonceAg

* Si te agrado este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, es gratis!

Visita Grecia

También te podría gustar...

Suscríbete al Blog

Recibirás una vez al mes los mejores artículos en tu correo.

¡Hecho!