Obsesiones, un trastorno

Obsesiones, un fenómeno mental involuntario que domina sin motivo

Estamos viviendo una verdadera era psicológica, la vida se desenvuelve entre luces y sombras, entre lo negativo y lo positivo. Por una parte están los grandes avances en el desarrollo de la humanidad y en el otro lado los constantes aumentos de los “ismos” conceptos tan de moda tales como: el materialismo, hedonismo, relativismo, subjetivismo y el consumismo. Todos como situaciones conductuales amenazantes para la vida psicológica de la población actual.

Estos conceptos que encierran un verdadero desequilibrio en la vida de las personas son en parte la causa de los males modernos que amenazan a grandes y chicos, entre las que destacan las enfermedades conductuales.

La vida moderna envuelta en las mas sofisticadas ideas tecnológicas permite desarrollar algunos males mentales entre lo cuales se encuentra la obsesión; un enemigo silencioso que se hace pasar por una conducta correcta frente a necesidades reales.

¿Que es una obsesión?

Por regla general la obsesión es algo normal que corresponde a aquellas preocupaciones más importantes que en un momento determinado de la vida están en primer plano. Ejemplo:

“Estoy obsesionado por la entrevista de trabajo que tengo dentro de algunos días, pues no se que tal lo haré”

Esto significa que el foco de atención está ahí, y es completamente lógico, ya que en esa entrevista la persona tiene en juego muchas cosas; como éste hay muchos otros ejemplos.

A eso le podríamos llamar una obsesión correcta, pero existen también las obsesiones que pasan a ser patológicas, son las que atrapan, las que hacen sufrir y carecen de lógica. El diccionario de la Real Academia Española la define como:

“Perturbación anímica producida por una idea fija”.

“Idea que con tenaz persistencia asalta la mente”.

La psiquiatría la define como: ideas absurdas, falsas, ilógicas, que pueden aparecer también como pensamientos, imágenes o impulsos persistentes que la persona reconoce como carente de sentido y lucha una y otra vez contra ella, pero no puede dominarlas.

Una historia etimológica con malos augurios

Visita Grecia

Para entender mejor el significado y conocer la verdadera connotación en la conducta humana es bueno conocer su etimología.

El término obsesión procede del latín obsidere que significa cercar, asediar, rodear, encerrar. En el griego su expresión etimológica es ανανμέ que significa fatalidad.

A través de estos significados a la obsesión también se le puede dar el nombre de pensamiento prisión o pensamiento tiránico, por su carácter de reclusión; la persona se ve forzada y cautiva, encerrada en una malla de ideas e imágenes que en el tiempo esclavizan y gobiernan su conducta.

De esta experiencia surge otro concepto muy relacionado con la obsesión: la compulsión, que consiste en conductas repetitivas, insistentes, que se repiten con terquedad y que no tienen ningún fin en sí mismo, sino que se realizan para producir o evitar algo futuro.

Trastorno obsesivo-compulsivo

Con gran frecuencia se asocian los dos fenómenos mencionados al principio, constituyendo lo que hoy se conoce como trastorno obsesivo-compulsivo, el cual está formado por dos ingredientes: a) las obsesiones que circulan a nivel mental en forma de pensamientos, imágenes y recuerdos; b) las compulsivas, que aparecen de vez en cuando como una especie de río de impulsos: levantarse por la noche y comprobar si la puerta de la casa está cerrada, si las luces están apagadas, esto una y otra vez.

Aparecen así los ritos obsesivos, es decir, liturgias o ceremonias mediante las cuales la persona se defiende de sus pensamientos. Se trata de una serie interminable de ordenaciones, movimientos o verificaciones.

Los tipos de obsesiones más comunes tienen que ver con el contenido:

  • Pureza corporal
  • Orden y simetría
  • Religioso
  • Filosófico
  • Moral
  • Peligros interiores y exteriores
  • Actividades comprobatorias
  • Temporalidad (pasado, presente, futuro)
  • Ritmo de tiempo (lento, paralizado, rápido)

Un estado de ánimo

La obsesión es parte de un estado anímico, y como lo define su etimología con palabras tales como asediar, rodear, encerrar, fatalidad; se complementa con el actual estilo de vida. Vivir en base al temor de lo que puede ocurrir. La vida es para vivirla, no para durar en ella, este tipo de enfermedades se combaten con la ayuda médica y también con un estado de ánimo que contrarreste los pensamientos obsesivos, viviendo la vida con un continuo cumplimiento de objetivos, desarrollando proyectos personales, que incluso pueden ser cotidianos, lo importante es tener en mente un plan de avance en la vida que permita mantener nuestra mente ocupada en el cumplimiento de nuestras metas personales en un plazo determinado, y así ir sumando experiencias a favor de nuestra salud.

@AlexPonceAg

* Si te agrado este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario

Visita Grecia

También te podría gustar...

Suscríbete al Blog

Recibirás una vez al mes los mejores artículos en tu correo.

¡Hecho!