Comienzos nuevos no son fáciles

Los comienzos nuevos no suelen ser  siempre fáciles.

La vida está llena de posibilidades, el estar en movimiento nos abre la alternativa de descubrir cosas nuevas, desarrollar nuevason the road

ideas, y encontrar caminos alternativos. Esa misma vida nos presenta situaciones también adversas, y a veces difíciles de llevar. Ambas situaciones: las buenas y las malas nos obligan según las circunstancias a continuar a través de una decisión, siempre con el objetivo de buscar lo mejor.

En el trayecto de nuestra vida en más de alguna oportunidad nos encontraremos frente a nuevos comienzos, estos suelen ser emocionantes y también aterradores; eso porque nadie sabe lo que depara el futuro. Posibilidades limitadas están detrás de cada puerta de un nuevo comienzo: éxitos y fracasos, altos y bajos, sonrisas o ceños fruncidos.

El pasado es a veces más fácil, reflexionar en él no nos lleva a la incertidumbre porque es finito, no nos ofrece ningún tipo de sorpresa, es más fácil de controlar, sin embargo el presente y el futuro son incontrolables.

Como no sabemos lo que está escrito en el próximo capítulo de nuestra vida, se hace necesario utilizar herramientas de vida para los períodos de transición, esos momentos que nos presenta la vida donde se requiere un cambio. Estas herramientas, como todas, se encargan de hacer el trabajo duro; en este caso el cambio en sí. La fuerza y el valor para adaptarnos al nuevo capítulo de nuestra vida, provienen de este conjunto de herramientas de transición.

Ser positivo

Una actitud positiva como en todas las cosas es fundamental frente a un período de transición, un nuevo capítulo de nuestra vida puede ser un capítulo de terror, o un período de buena ventura. Es común tener dudas y vacilaciones, sin embargo no se puede dejar que estos pensamientos ganen la batalla. Un cambio será siempre una oportunidad, y si lo vemos como algo que nos traerá beneficios adicionales, siempre la balanza estará a nuestro favor. Este tipo de ejercicios mentales, que conlleva a reflexiones internas, nos pueden proporcionar el impulso definitivo al cambio y aumentar la confianza en nosotros mismos.

Ser abierto

En un período de transición, de nuevos comienzos, es importante estar abierto a nuevas personas y nuevas experiencias. Para adaptarse a un nuevo trabajo, nuevo socio, etc. se necesita una mente abierta. No se puede comparar el pasado con el presente y menos con el futuro, si usted está en una nueva relación no puede entrar en el juego de las comparaciones, no existe la persona ideal bajo la sombra de la comparación, si usted hace eso se está preparando para el fracaso. Su presente y su futuro le ofrecen la oportunidad de ver las cosas desde otra perspectiva, probarlas bajo otro contexto.

Visita Grecia

La parte difícil de esta etapa es la necesidad de un cierto nivel de vulnerabilidad, estar dispuesto a aceptar el cambio que involucra desarrollar a veces relaciones con personas desconocidas. Esa experiencia permite conocerse mejor asimismo y fortalece el carácter.

Ser realista

Se puede aspirar a grandes metas para el futuro, siempre y cuando aquellas metas sean realistas. Cuando se entra en un nuevo capítulo de la vida, es importante conocer cada peldaño de nuestro avance, eso nos permite conocer el lugar que estamos pisando y fijarnos objetivos a nuestro alcance. Por ejemplo metas laborales, son realistas y siempre ya están impuestas por la empresa, vasta que nosotros pongamos la fecha límite para lograr los objetivos, eso ya es un avance. También se pueden fijar metas en actividades cotidianas; llegar ciertos minutos antes al trabajo, ser un buen oyente, ayudar a una persona cada día, etc.

Ser persistente

Para esto solo se necesita tiempo. Nuevos comienzos, momentos de transición, y nuevas oportunidades, son prueba de nuestra fuerza de voluntad, en esto queda reflejado nuestro carácter a través de nuestra paciencia. Un nuevo capítulo en la vida puede tener momentos muy desafortunados, comienzos con errores que dan ganas de tirar todo por la borda, pero eso es parte de la experiencia, es ahí donde necesitamos una voluntad entrenada para persistir. “Caer es de humanos pero levantarse es de valientes”. La persistencia siempre trae consigo muchos frutos, pero sobresalen la dedicación y el esfuerzo propio.

Busque apoyo

Es probable que usted sea un recién graduado de la universidad, un nuevo divorciado o divorciada, una persona que acaba de cambiar de carrera, cualquiera sea la circunstancia, usted siempre va a necesitar el apoyo de sus seres queridos. Durante el período de transición, o de un nuevo capítulo de la vida, es fundamental contar con el apoyo de alguien cercano; “En la multitud del consejo está la sabiduría” Familia, amigos y colegas. Estas personas son importantes en la vida y están ahí para ayudar en los momentos que más se les necesitan. Una actitud que nos dispone a ser buenos oyentes y aceptar a veces el consejo nos pone en el lugar exacto de nuestra vida, nos ayuda a sobrellevar el momento de transición, que como bien dice su significado, es sólo un período de ajuste.

Sí sabemos utilizar estas herramientas sabremos pasar en forma exitosa a nuestro próximo capítulo, a ese nuevo comienzo, que en algún momento puede llegar a ser una verdadera necesidad.

@AlexPonceAg

* Si te agrado este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, es gratis!

Visita Grecia

También te podría gustar...

Suscríbete al Blog

Recibirás una vez al mes los mejores artículos en tu correo.

¡Hecho!