Ingeniería de la Conducta 

Blog de Alex Ponce Aguirre

Acción en las decisiones

12 Dic 2013 | Desarrollo Personal | 0 Comentarios

Habían tres ranas sobre un tronco, un día una de ellas tomó la decisión de saltar al charco que se encontraba abajo. ¿Cuántas ranas quedaron sobre la rama? Respuesta…. Todavía están las tres ranas en el tronco! Sólo se había tomado la decisión de saltar, pero no hubo ninguna acción.

La acción es lo que realmente importa frente a cualquier cambio que queramos realizar, es el corazón de la decisión, sin la acción es quedarse sólo en el pensamiento, aunque frente a una decisión los pensamientos son de suma importancia, se transforman en algo innecesario cuando no hay acción, es decir no nos llevarán al cumplimiento de ninguno de nuestros objetivos.

La historia de los sapitos puede ser conocida para muchas personas. Podemos querer el cambio, desearlo, anhelarlo, quererlo incluso desesperadamente, pero un cambio que mueva a la acción y lo transforme en activo, siempre es una responsabilidad personal. La vida en su trayectoria nos va presentando oportunidades que en resumen pueden llegar a ser transcendentales en la búsqueda de una mejor calidad de vida, a veces eso significa alcanzar algunos sueños.

En mi infancia siempre estuve rodeado de grandes montañas, claro porque cuando se es niño todas las colinas se ven como montañas. Era una motivación constante alcanzar la cumbre y ver lo que había más allá. Nunca pensé que esas montañas me seguirían el resto de mi vida, ahora son montañas personales, donde hay que ir alcanzando la cima para darnos cuenta que después de esa hay otra, y otra, y así sucesivamente.

Alcanzar una meta, un objetivo puede llegar a ser un momento muy emocionante. Al igual que una nueva empresa, los primeros pasos que se den pueden establecer el ritmo para el resto del proceso. Por lo tanto, es de fundamental importancia dedicar un tiempo para considerar un plan de acción eficaz.

Dibujó Coster es un terapeuta y entrenador acreditado que trabaja con personas alrededor de todo el mundo, para ayudarlas a alcanzar sus metas y superar diversos problemas emocionales y de comportamiento. Él ha elaborado 5 pasos útiles para construir una base sólida para tener éxito en un proceso que nos mueva a la acción:

Conocimiento

Cuanto más, mejor. Lea sobre el área o materia en los que usted está interesado. Algunas personas pueden preferir ser espontáneas, pero el éxito mayormente viene por tener una idea informada sobre el futuro en relación al tema de nuestro interés. Comprender los principios del área o materia que le interesa le pueden ayudar a solidificar la base para el éxito.

Planificación

Tómese el tiempo para planificar qué pasos puede dar para llegar a su objetivo. No importa si los pasos cambian a lo largo del camino, porque la flexibilidad en el pensamiento y la acción es otra de las claves para el éxito.  La mayoría de nosotros no tenemos una bola de cristal que pueda predecir cada resultado. Tener un plan significa que usted ya ha dado un gran paso.

La consistencia

Esto no puede ser exagerado. La consistencia y la coherencia, no significa rigidez en el pensamiento y en la práctica. Esto es, mantener un nivel de rendimiento que no varía mucho en calidad a través del tiempo. Si usted puede hacer esto, aunque sea un poco cada día, usted estará seguro de mantener la concentración y la decisión.

Flexibilidad

Tener un plan es algo bueno, pero la realidad es que las cosas cambian. Nuestro medio ambiente está siempre en proceso de cambio y éstos a menudo ponen a prueba la capacidad de permanecer constante. Cuando usted se enfrenta con retos que no había planeado y que lo amenazan con un cambio de ritmo, no tenga “temor” a seguir con el plan. Aprenda a tomar las mejores decisiones dentro de la situación en la que se encuentra, su flexibilidad dará sus frutos en el largo plazo.  Usted necesita tomar tiempo para reevaluar su plan – o incluso su objetivo – y luego hacerlo. Hay un dicho que dice “Roma no se construyó en un día” y “sólo los tontos se apresuran”.

Que lo disfruten

El éxito no se trata sólo de ganar o llegar a su objetivo final, a pesar de que puede ser importante para usted. El éxito también viene de tomar medidas para tratar de enriquecernos a nosotros mismos y a los demás. Se trata de aprender a reconocer los pequeños logros que hacemos en el camino hacia nuestra meta, descubrir el coraje y la fuerza para seguir adelante frente a la resistencia, sabiendo que cada paso es un éxito en sí mismo. Disfrute de estos momentos:

¿Cómo llegamos a la cima de la montaña?

Es parte de nuestro legado, es la historia que escribimos cada día con nuestra experiencia, es un logro alcanzado que nos motiva a seguir avanzando y descubriendo sueños por cumplir.

@AlexPonceAg

* Si te agrado este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, es gratis!


ALEX PONCE AGUIRRE
Realizador visual, escritor y analista social. Autor de los libros “Encuentros de Silencios”, “Las Siete Páginas del Séptimo Día” y "La Llave Inglesa de las Emociones".
Chileno, radicado en Atenas, Grecia.


LIBROS


Disponible en iBooks Store


Disponible en Amazon


Disponible en Amazon

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + cuatro =

Relacionados

5 pasos para superar la indecisión

5 pasos para superar la indecisión

La indecisión nos ha acompañado casi toda nuestra vida y puede volverse realmente molesta, en las circunstancias en que hay que enfrentarlas todos los días. Pueden ocurrir cuando se nos llama a tomar grandes decisiones, lo que decidamos tendrá un gran impacto en...

El espíritu agonístico de los griegos

El espíritu agonístico de los griegos

La famosa exhortación; “Ser siempre el mejor y superar a los demás” de Peleo a su hijo Aquiles, en el momento en que partía para la guerra de Troya, para hacerse célebre o morir en la gloria, interpreta la postura y los ideales no sólo de los héroes homéricos, sino de...

El coraje en los tiempos modernos

El coraje en los tiempos modernos

El coraje pareciera ser la virtud de algunos pocos al relacionarlo con una valentía sin límite, glorificada al punto de dar la vida en favor de los demás, reservada sólo para valientes héroes protagonistas de hazañas increíbles. Pero en el coraje no solamente...