Ingeniería de la Conducta 

Blog de Alex Ponce Aguirre

Personalidad en las redes sociales

18 Dic 2013 | Redes Sociales | 0 Comentarios

 La Personalidad como conjunto de características, y cualidades que emergen en la red.

El mundo virtual es parte del día a día de muchas personas, el constante aumento en la atención de información de experiencias personales, da lugar que en la actualidad se encuentren perfiles y biografías de personas que están detrás de una fotografía, y que pueden esconder su personalidad real.

La personalidad y su etimología

En el contexto etimológico de la palabra personalidad, encontramos dos significados que hoy se pueden relacionar muy bien al mundo virtual; por ejemplo, en latín viene a ser la palabra, personare, que significa “resonar a través de algo” y en el griego prosopon, que significa; “cara, rostro, máscara”.

Ambas palabras tienen un fondo común, ya que en el mundo grecorromano, la personalidad era la máscara que se ponían los actores a través de la cual salía resonando la voz.

Aquí encontramos dos elementos que están muy presentes en las comunicaciones virtuales: una es la resonancia, la importancia de hacerse escuchar; y la representación, lo que se quiere mostrar.

Estos dos elementos sacados de la historia del teatro griego, conforman la base de lo que sería el significado etimológico del término personalidad. En el campo riguroso de la psicología la personalidad es el conjunto de elementos físicos, psicológicos, sociales y culturales que se alojan en un individuo.

La personalidad como nuestro representante

Estos elementos se transforman en las características sociales del ser humano, por eso se dice que la personalidad es nuestro mejor gerente de relaciones públicas. Una descripción la encontramos también en la palabras del psiquiatra Enrique Rojas: “Nuestra personalidad es como una orquesta, compleja y diversa, con muchos instrumentos que cumplen una función específica, pero cuyo resultado es una sinfonía, donde la persona es el director de la orquesta”

En la vida diaria la personalidad se asoma a través del lenguaje, los gestos y los modales, pero es en el rostro donde vienen los mensajes de los pensamientos, que de alguna manera reflejan lo que está sucediendo en nuestra propia intimidad. En la cara reside la esencia de la persona; ella nos resume. Cuando nos encontramos con alguien, la primera relación que se establece es facial, es decir cara a cara.

Sin embargo en las redes sociales; lugar de encuentros y conversaciones, se convive en algunas circunstancias con el recuerdo que marcó la personalidad de un amigo o ex compañero de estudio, esa imagen de su cara en diferentes circunstancias sirve para retroalimentar el vínculo de dicha amistad.

La personalidad en las redes sociales

A través de un comentario en Facebook, una declaración en Twitter, o un encuentro en un chat, se establecen vínculos virtuales donde aflora la personalidad online, que en algunos casos no es la personalidad real. La comunicación virtual permite mostrar la máscara que en estos casos no tiene nada que ver con la personalidad, si no más bien con un avatar que permite decir las cosas que no se dicen en persona.

Como en el teatro griego la máscara llegaba a tener vida por la excelente representación del actor, permitiéndole también ser escuchado, hoy es la representación en las diferentes redes sociales, la que a través del contenido y los diferentes aportes informativos, reflejan la personalidad de quien comparte dicha información. La personalidad aflora, en forma mucho más visible por el nivel de las palabras escritas, que por el temple de una fachada decorada con comunicación corporal. La personalidad online, marca de mejor manera la influencia de la herencia o el ambiente, ya que aquí las palabras no se disfrazan con los gestos, en este tipo de comunicación, la palabra escrita encierra todo el poder de la conversación.

En la personalidad online se pueden observar los siguientes elementos: vocabulario, respeto, madurez, gusto, estado de ánimo, acento emocional, liderazgo, educación, cultura, y estilo de vida.

En la actualidad, se puede decir que la personalidad no es algo estático, sino dinámico. Está siempre en movimiento, como una realidad abierta, que va recibiendo las influencias de todas y cada una de las vivencias de las personas, las cuales terminan configurando su perfil. La conducta es el resultado de la relación de reciprocidad entre la forma de ser y el ambiente por el que uno circula, la presencia en las redes sociales hoy son el espejo del alma de quienes comparten momentos de sus vidas.

@AlexPonceAg

* Si te agrado este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, es gratis!


ALEX PONCE AGUIRRE
Realizador visual, escritor y analista social. Autor de los libros “Encuentros de Silencios”, “Las Siete Páginas del Séptimo Día” y "La Llave Inglesa de las Emociones".
Chileno, radicado en Atenas, Grecia.


LIBROS


Disponible en iBooks Store


Disponible en Amazon


Disponible en Amazon

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionados

Amistades de escritorio

Amistades de escritorio

Por el aumento de las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, Google Plus y LinkedIn; y el masivo uso de los teléfonos inteligentes, tablets y netbooks; las comunidades virtuales se acrecientan cada día más. Ahora lo que tengo en mi computador de escritorio...

Click de la vida, un me gusta

Click de la vida, un me gusta

Algunas redes sociales han puesto de moda los codiciados click “me gusta”. Quienes reciben esta “aprobación” permiten que su cuerpo libere la dopamina, una sustancia química relacionada con sensaciones placenteras. El cuerpo libera dopamina en una amplia gama de...

La vida pública y privada en conflicto

La vida pública y privada en conflicto

La vida pública que envuelve al ser humano pasa por dos vertientes bien definidas y conocidas: la privada o interior y la pública o exterior. Esto hace que la vida y la personalidad se definan por el grado de equilibrio entre estas dos facetas de cada ser humano. Una...