Como descubrir a un padre tóxico

El ranking de las malas relaciones humanas coloca en primer lugar la relación de yernos y suegros, seguida por la relación padres e hijos. Los hijos tóxicoque dicen tener una buena relación con sus padres se consideran al rededor de sus pares como personas con suerte. Sin embargo los que dicen tener mala relación con ellos califican a estos últimos como padres tóxicos.

¿Que es un padre tóxico?

Definir el término “padre tóxico”  es adentrarse en una nebulosa gramatical de proporciones, aparte  que todos podemos tener nuestra propia definición; aunque las principales etiquetas para un padre tóxico podría ser: alcohólico, drogadicto o algún otro “trastorno mental”, aunque esto último encierra conductas que podrían verse como habituales en algunos casos; pero un padre tóxico puede ser también  un narcisista, un abusador o un padre inmaduro.

Las madres no quedan fuera de este análisis, también pueden ser muy tóxicas, con característica muy parecidas a la de un padre, pero en ellas prevalece también la conducta tóxica de las quejas continuas, de la falta de ayuda, incomprensión, etc. Aunque en muchos aspectos tienen conductas muy parecida a un padre tóxico.

La perspectiva de tener padres tóxicos pasa indudablemente por la edad de los hijos. Un pequeño nunca va a pensar que tiene padres tóxicos a no ser que vea en ellos una conducta agresiva y en diferentes formas, incluso al punto de llegar a la crueldad; pero como siempre sucede en el laberinto de las relaciones humanas, las conductas grises, esas que no se pueden calificar ya que tienden a confundir lo verdadero con lo falso muestran también un lado de esta toxicomanía: padres aparentemente “comprensivos” y “respetuosos”.

Como descubrir a un padre tóxico

 La psicoterapeuta licenciada Sharon Martín, se dio el trabajo de hablar con jóvenes y junto a ellos catalogar algunas conductas comunes de un padre tóxico:

Visita Grecia
  • Auto centrado: Con una capacidad limitada para la empatía: Siempre pendiente de priorizar sus propias necesidades, sin impórtale las necesidades o sentimientos de sus hijos.
  • Irrespetuoso: No trata con un nivel básico de respeto, cortesía o amabilidad.
  • Emocionalmente incontrolable: Exagera, dramatiza e impredecible con sus emociones
  • Super controlador: Quieren decir qué hacer, cuándo hacerlo y cómo hacerlo. Un padre tóxico siempre quiere tener el sartén por el mango. La culpa y el dinero (en ocaciones) son sus socios para ejercer el poder y el control.
  • Enojado siempre: Es duros y agresivo o pueden ser pasivos-agresivos. Mantiene una actitud silenciosa y a menudo con comentarios sarcásticos en voz baja, y aveces utilizando el silencio como omisión.
  • Criticó: Nada de lo que hagas es lo suficientemente bueno para un padre tóxico. En todo encuentran fallas.
  • Manipulador: Experto en torcer la verdad para parecer bien. Utiliza la culpa, la negación y la trivialización para obtener lo que quiere.
  • Culpar: No asume la responsabilidad de su propia conducta, siempre tendrá un chivo expiatorio.
  • Exigente: Espera que dejen todo para que atiendan sus necesidades. Ve como una obligación que otros le sirvan
  • Cruel: Cuando va perdiendo una discusión, burlador, experto en señalar tus defectos y herirte con cosas de las que eres sensible.
  • Sin fronteras: Se inmiscuye en tus asuntos personales, no aceptando que ya eres un adulto. Ofrece consejos no solicitados, invade tu espacio físico y si tienen la posibilidad es capaz de leer tus mail. Su mayor tentación es encontrarse con tu teléfono desbloqueo.
  • Enmarañado: Comparte sus secretos, entrega demasiada información de problemas que lo aquejan especialmente cuando se trata de su cónyuge. Te va preparando como un futuro aliado que avale sus futuras decisiones.
  • Competitivo: No siempre necesita estar en lo correcto, si no que actúa como si compitiera contigo. Entonces, en lugar de alegrarse y ser feliz por tus éxitos, intenta superarte, disminuir tus logros o ignorarlos.

Hasta aquí hemos visto algunas conductas explícitas muy fácil de catalogar como conductas tóxicas; pero también existen algunos comportamientos tóxicos de parte de padres que podrían confundir a más de alguno, como por ejemplo:

  • Complaciente: A todo dice si, sin medir consecuencias.
  • Presente pero ausente: Ocupa un lugar físico, pero su mente esta ocupada en sus prioridades, desconectado de sus hijos en el momento presente. No presta oido a los requerimientos de estos, prolongando una respuesta que al final no llegará.
  • Sobre protector: Vive en una incansable supervisión, cubriendo mucho más que las necesidades básicas. Se convierten en verdaderos parachoques de sus hijos restándole experiencias para enfrentar situaciones difíciles, permitiendo a futuro que el miedo los inunden ya que nunca se han enfrentado al temor:  Resultado hijos con muy baja estima.

La educación junto con la formación son ingredientes inseparables en la crianza de los hijos. Los padres tenemos que ser capaz de separar el trigo de la cizaña. Saber distinguir las toxinas de las vivencias no controladas, que con el tiempo van tomando el protagonismo, hasta eclipsar por completo una relación. 

“El problema con la familia es que los hijos abandonan un día la infancia, pero los padres nunca dejan la paternidad”.

También te puede interesar Como desintoxicar a personas tóxicas

* Si te gusto este post comparte el enlace y participa dejando tu comentario, también te puedes suscribir al blog, ¡es gratis!

Visita Grecia

También te podría gustar...

Suscríbete al Blog

Recibirás una vez al mes los mejores artículos en tu correo.

¡Hecho!